CodeBox.es

Actualidad, Tecnología, Marketing y más

Fiesta erótica del masaje
Actualidad

Fiesta erótica del masaje

Una fiesta es una ocasión muy agradable para compartir entre familiares, amigos o solamente con esa persona a la que tanto quieres. Generalmente, las fiestas son asociadas con bailes, juegos, concursos y mucha tertulia.

¿Has pensado en una fiesta erótica del masaje?

Aunque cuando hablamos de fiesta solemos asociarlo a una reunión con muchos invitados, en este caso una fiesta erótica del masaje no necesariamente debe ser entre varias personas, aunque en realidad nada está prohibido.

 

Una celebración de este tipo puede seguir a una cena romántica o puede disfrutarse en el aniversario de bodas. Si la pareja ya ha tenido la experiencia de disfrutar de masajes eroticos, entonces ya han descubierto sus cuerpos lo suficiente como para dar y recibir de la pareja.

 

Veamos de qué se trata una fiesta erótica del masaje, qué reglas existen (si es que las hay) y cómo organizar una actividad de este tipo que sea inolvidable.

Una fiesta para dos

Quienes buscan aventuras y placer más allá de lo socialmente permitido no se limitan a cumplir las reglas, sin embargo todo tipo de fiesta erótica del masaje en el que incluya a dos personas debe tener ciertas condiciones bien claras, en las cuales, ambos hayan participado y exista un acuerdo mutuo.

Una fiesta para dos

Tales condiciones pueden ser:

 

  • Cada quien debe saber lo que le gusta a la otra persona y lo que no, así que hay que respetar los límites de los demás, antes, durante y después de la fiesta.
  • Si ambos están de acuerdo, una fiesta erótica del masaje puede incluir un poco de sado al estilo “50 Sombras de Grey”.
  • Prueba a emplear todo tipo de accesorios, incluso las cosas más rutinarias como comida, bebidas, etc. Si viste la película “Siete semanas y media”, donde la pareja se seduce mutuamente mientras comen sabrás a qué nos referimos.
  • Este es el momento para emplear productos consumibles, por ejemplo, masajes eróticos con chocolate, crema batida, miel, leche condensada, etc. ¿Has probado un masaje erótico oral con un caramelo de menta?

 

¡Todo lo que sirva para estimular los sentidos es válido!

 

Es recomendable ver algunos videotutoriales que explican cómo se hacen los diferentes tipos de masajes eróticos y los recursos necesarios para maximizar las sensaciones, como chocolate, siropes, etc.

 

Quienes nunca han hecho antes este tipo de fiestas, se les recomienda evitar masajes que solo deben ser aplicados por expertos debido a sus técnicas, como es el caso del masaje tailandés, por ejemplo.

Conociendo las zonas erógenas

Una vez que sepas cómo será la fiesta erótica, es bueno estimular suavemente aquellas zonas erógenas del cuerpo que son tocadas pocas veces.

 

Estas zonas están presentes en la mayoría de las personas, sin embargo hay algunos que no sienten absolutamente nada en ellas, por eso la pareja debe explorarse mutuamente, incluso uno mismo debe auto explorarse para descubrir aquellas partes que le resultan más estimulantes.

 

En este punto del clímax es momento para deshacerse de ciertos tabúes para disfrutar al máximo, ya que una fiesta en pareja solo es de dos personas y nadie más tiene que saber lo que pasa entre ellos.

 

Veamos cuáles son las zonas del cuerpo más estimulantes, sin incluir las partes que ya todos sabemos, como el glande y el clítoris:

Pezones

Tanto en mujeres como hombres, los pezones tienen muchas terminaciones nerviosas y son altamente sensibles. Basta con frotarlos con aceite, incluso leves presiones con los dedos o suaves mordidas.

Entrepiernas

Estas son dos de las áreas del cuerpo menos estimuladas pero que son muy excitantes.

Dedos de los pies

Las terminaciones nerviosas de los dedos de los pies están conectadas con todo el cuerpo, así que prueba a lamerlos con un poco de sirope o chocolate.

Frenillo del glande

Ya de por sí el pene responde a los estímulos, en especial en el glande, donde hay mayor cantidad de terminaciones nerviosas, pero la zona del frenillo (en la parte posterior del glande, cerca de la uretra) es la más estimulante de todas.

Labios mayores

Esta zona de la vulva contiene grandes cantidades de terminaciones nerviosas. Solo hay que frotar con algo de aceite tibio, con los dedos o con la lengua.

Orejas

La parte externa del aparato auricular es muy estimulante. Se pueden aplicar masajes relajantes con un toque de aceite comestible.

Espalda

Unos vigorosos masajes, seguidos por suaves caricias con las puntas de los dedos son suficientes para la estimulación. Procura hacer masajes en forma de juegos por toda la espalda, de arriba a abajo.

Nuca

La parte posterior del cuello necesita de masajes con presiones suaves para aliviar la tensión y provocar la debida estimulación.

Punto G

Es quizás la zona del cuerpo más tabú de todas, porque implica la penetración. En las mujeres está en la parte frontal de la vagina y en los hombres en la zona de la próstata.

 

Para tocarse los puntos G se pueden usar los dedos, el pene o algún vibrador. En el caso de los hombres no todos se atreven a dejarse tocar el punto G, pero este es un momento de intimidad plena de la pareja, donde todo es válido y está permitido.

Con todos estos consejos atrévete a hacer una fiesta erótica del masaje para que ambos os conozcáis mutuamente y mejorar vuestra vida sexual y de pareja como nunca antes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *