CodeBox.es

Actualidad, Tecnología, Marketing y más

Actualidad Tecnología

Barcelona, candidata a tener el próximo superordenador europeo

La ciudad de Barcelona afina sus gigabytes para postularse como una de las candidatas para ser escogida como la próxima sede en instalar un superordenador financiado por la Unión Europea con el fin de competir con las grandes potencias como Estados, China y Japón.

La llegada de un superordenador europeo

Además de la capital catalana, otros centros de prestigio como el de Bolonia en Italia y Helsinki en Finlandia, también compiten por albergar este proyecto de un costo de 250 millones de euros provenientes de los fondos del programa Horizon 2020, que planea instalar dos

superordenadores proyectados para estar operativos antes del 2021, cada uno con una capacidad de 150 petaflops (150 billones de operaciones por segundo).

La nueva máquina superará a la actual Marenostrum 4 por más 6.7 petaflops, con planes a mediano plazo que incluye la instalación para el 2023 de dos superordenadores más con una capacidad de un exaflop (un trillón de operaciones por segundo).

Esta iniciativa de la CE parte de una necesidad supranacional de dar respuesta al desarrollo de los sectores de la economía continental con un proyecto que genere una gran capacidad de datos y les permita competir con las potencias informáticas del planeta.

Dimensiones de nuevo proyecto del superordenador

marenostrum 5

Para empezar es importante saber que un superordenador es un equipo informático mucho mayor que un ordenador de escritorio o un portátil y se caracteriza por tener un capacidad superior de almacenamiento y de procesar información.

El rendimiento de los superordenadores se mide en flops u operación por segundo, que se determinó de acuerdo a un cálculo aritmético establecido entre los ingenieros. Sus beneficios son múltiples ya que son herramienta fundamental para la investigación, el desarrollo de la ciencia y la industria.

Hasta hace unos años cada país europeo financiaba sus propias máquinas, sin embargo, la CE decidió aglutinar los esfuerzos y recursos para estar en la vanguardia creando la iniciativa denominada Euro HPC (High Performance Computing).

Las magnitudes de este acuerdo incluyen una financiación del 50 % por parte de la UE de los ordenadores mientras que el resto de los recursos deberá ser aportado por las instituciones que lo acojan.

Según palabras de Joseph Martorell, director adjunto de BSC-CNS, la convocatoria de Euro HOC  coincide con la reestructuración del Mare Nostrum 4 y el Mare Nostrum 5 aunque no existe una confirmación para la convocatoria del 2023.

Barcelona cuenta con el apoyo de España y Portugal para albergar el proyecto

Antes de que el comité decida la candidatura el 7 de junio, las ciudades aspirantes deberán pasar por una evaluación de tipo técnico, seguidamente de una ronda de negociaciones de índole político.

En la fase técnica, el BCS-NCS cuenta con el prestigio de haber sido uno de los participantes del proyecto de los superordenadores; sin contar que su CEO, Mateo Valero, fuera uno de los principales protagonistas para que la CE asumiera el proyecto Euro HPC.

Como parte de los atractivos de la candidatura catalana está la capacidad de BSC-NCS de contar con un espacio de 700 mts 2 para instalar el superordenador que estará ubicado en el nuevo edificio de la corporación para el año 2020.

Tanto los gobiernos de España como de Portugal y la Generalitat se han comprometido en asumir el 50 % del coste del superordenador hasta el 2025, firmando un acuerdo multilateral de cooperación económica a cambio de los beneficios del megaordenador.

Las posibilidades de BSC-CNS de triunfar en la candidatura se fortalecen gracias a este acuerdo político y los tres gobiernos se han unido en una campaña agresiva para conseguir el apoyo suficiente para que la máquina se instale en la ciudad catalana.

La carrera por los mejores superordenadores

La competencia global de los grandes bloques económicos del planeta por contar con las máquinas de computación más potentes y capaces de responder a las necesidades de los sectores productivos de los países comenzó en los años 70 con la creación de las primeras mega máquinas de procesamiento de datos.

superordenador chino

En la actualidad y tal como la propia guerra fría computacional, las naciones más poderosas buscan ponerse en la vanguardia con superordenadores cada día más eficientes y sobre todo con mayor velocidad y capacidad de respuestas.

Y es que el ahínco por lograr instalar un superordenador cada más potente tiene su justificación ya que estos equipos ofrecen una serie de ventajas debido a la perfección de su sistema inspirado en el sistema de nervioso de los animales que trabaja con unas redes de interconexiones neuronales que producen un estímulo de salida.

De igual forma la supercomputadoras funciona con unas redes neuronales artificiales (RNA) que emulan el sistema nervioso biológico y se alimenta de la misma forma, es decir, proveyéndole datos de entrada e indicaciones sobre su salida o respuesta.

Otra de las virtudes de los superordenadores es que tiene su propio sistema de auto organización liberando al usuario de realizar esta labor; también el sistema de redes neuronales artificiales permite almacenar la información de manera que pueda responder en caso de avería del equipo.

Por otro lado la flexibilidad es otra virtud del RNA de los superordenadores que están capacitados para recibir cualquier cambio en la entrada sin modificar su respuesta de salida. En cuanto a su estructura la RNA trabaja de forma paralela lo que le permite ofrecer respuestas en tiempo real.

En el mundo moderno los superordenadores tienen diversas aplicaciones como por ejemplo, dentro de los estudios científicos en el que pueden recibir modelos más precisos en tareas intensivas y cálculos más fidedignos en áreas como la meteorológica y el análisis de los fenómenos climáticos.

También dentro de la ciencia suelen usarse estas máquinas para llevar a cabo simulaciones que permiten reducir los costos de los ensayos en laboratorios o experimentos y pruebas con animales en la fabricación de medicinas o cosméticos.

Por último, en las finanzas y el comercio así como en la industria, se pueden crear modelos y prototipos para evaluar su efectividad en entornos como la fabricación de autos o la aplicación de un sistema financiero dentro del sector bancario.

  • Si te gusta la tecnología este post no te dejará indiferente. Descubre la historia de un humano programado virtualmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.