CodeBox.es

Actualidad, Tecnología, Marketing y más

Consejos para pasar un verano fresquito en casa
Actualidad

Consejos para pasar un verano fresquito en casa

El calentamiento global que está azotando al mundo ha desequilibrad demasiado las temperaturas en ciertas épocas. Hay sitios que durante el verano no es tan caluroso y en invierno el invierno no es tan drástico, sin embargo no siempre es así.

Trucos y consejos para pasar un verano no tan caluroso

A veces el calor durante el verano es tan insoportable que no sabemos qué hacer para mantenernos fresco y no caer en la locura por la temperatura.

Sin embargo, hay trucos y/o consejos que son prácticos y que de alguna manera, te ayudarán a pasar un rato un poco más agradable a pesar del calor. Sigue leyendo para descubrir algunos consejos.

Comer helado y tomar bebidas frías

  • El calor durante el verano llega a ser tan insoportable que el simple hecho de moverse genera demasiado sudor. La principal razón de ello, además de la temperatura del ambiente, es tu temperatura interna.
  • Por lo general suele estar dentro del rango de los 37 y 38°C. Pero por alguna extraña razón, durante el verano te sientes más caliente y sientes como una ola de calor recorre tu cuerpo.
  • Una forma sencilla de mantener tu temperatura en un punto óptimo es comer algún helado o tomar bebidas muy frías. Aunque obviamente no bajará tu temperatura, si la controlará y engañará a tu cerebro. Lo harás creer que tu temperatura corporal ha descendido un poco y no sentirás mucho calor.

Encender el ventilador de techo con las ventanas abiertas

  • Este es un truco que puede ser favorable para ti pero al mismo tiempo ser un arma de doble filo.
  • Lo importante para sacarle provecho a este truco o consejo, es saber qué hora del día emplearlo, aunque un factor que influye en este truco es la cantidad de sol que entra por tu ventana.
  • Por ejemplo, puedes tener el ventilador de techo encendido con las ventanas abiertas antes y después del mediodía, siempre y cuando el sol no entre por tu ventana. De hacerlo, no estarás haciendo nada y la temperatura bajará muy poco.
  • Por ello, te recomendamos ver la cantidad de sol o resplandor que entra por tu ventana. Si es demasiada, puedes tener el ventilador encendido, con las ventanas cerradas pero con la puerta principal o cualquier otra abierta. De esta manera el aire caliente tendrá un lugar por dónde salir.

Utiliza ropa y cortinas de tela suave y con colores claros

  • Es un hecho que el color oscuro y la tela que es demasiada gruesa tiende a generar más calor, además de que es una forma fácil de atrapar el calor y retenerlo allí. Por ello, un consejo muy sencillo es utilizar ropa que sea cómoda, ligera pero que sobretodo tenga colores claros.
  • Y así como lo puedes implementar en tu ropa, lo puedes utilizar en tus cortinas.

Deja las ventanas abiertas durante la noche

  • Este truco es natural, sin tanto esfuerzo y completamente gratis. En caso que en tu habitación haya solo un ventilador de techo o de pie, puedes abrir la ventana y dormir así. Poco a poco notarás con la temperatura ira bajando conforme avanza la noche.
  • Ya pasadas las dos de la mañana, tu habitación se encontrará menos cálido y más fresca, y lo mismo puedes hacer en la sala, cocina, o cualquier otro lugar de tu casa. Lo recomendable es utilizar ventiladores de techo para este consejo, pero en caso contrario, puedes utilizar uno de pie.

Disminuir el uso de los aparatos eléctricos y electrónicos

  • Es un hecho que pasa desapercibido porque se suele creer que no influye en nada la temperatura del ambiente. Y si eres de lo que cree esto, pues que sepas que estás en un grave error.
  • Todo aparato eléctrico o electrónico es una fuente de calor pequeña, pero más los que son eléctricos, puesto que no controlan su flujo de energía y tienden a sobrecalentarse o mantener una temperatura caliente estable.
  • ¿Y qué significa esto? Que habrá aumento de temperatura por muy poca que sea.
  • Un ejemplo típico es tener las bombillas encendidas, y aunque los que son de tipo fluorescentes no generan tanto calor, no todos tienen la facilidad de adquirir uno.
  • Aquellos que son incandescentes, generan una cantidad de calor increíble, y si tienes 4 encendidos durante el día, más rápido para sentir calor. La solución la tienes al alcance de tu mano, literalmente.

Baños refrescantes cada 4 horas

  • Científicamente no es recomendable bañarse constantemente, porque al final terminan eliminando la grasa corporal de tu cuerpo, lo que evita que tu piel se reseque o sea susceptible a daños dermatológicos.

Pero un baño refrescante no es para nada dañino, siempre y cuando te limites en utilizar el jabón. Simplemente refrescar tu cuerpo como si de un baño en una piscina se tratase es todo lo que tienes que hacer.

Para épocas donde el calor se hace insoportable, es bueno tener a la mano algunos trucos y consejos para lidiar con el calor. Mira los 6 consejos que tenemos para ti aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.