CodeBox.es

Actualidad, Tecnología, Marketing y más

Qué son los ultrasonidos y por qué las personas no los oímos
Tecnología

Qué son los ultrasonidos y por qué las personas no los oímos

Cuando nos referimos a ultrasonidos, estamos hablando de ondas de presión sonora que oscilan, pero que a diferencia de las ondas sonoras que son audibles para los seres humanos, estas se encuentran por encima del rango de frecuencias que nuestro tímpano es capaz de captar.

Qué es el ultrasonido

Si tenemos que definir a los ultrasonidos dentro de los parámetros de la física, debemos decir que estos se conforman de un grupo de ondas mecánicas, que tienen una frecuencia que se encuentra por encima del máximo de frecuencias que nuestro oído humano puede percibir.

El ultrasonido no presenta características diferentes a aquellos sonidos que el ser humano puede reconocer como audibles, pero sí tiene una particularidad, y es que no los podemos alcanzar a oír.

Lo mismo sucede con los infrasonidos o aquellos sonidos que se encuentran por debajo de los límites audibles de frecuencia de las personas.

La frecuencia del ultrasonido se compone de un número determinado de cambios de presión o ciclos que ocurren durante un segundo, lo cual se ha convertido en una medida a la que se denomina hercio. Sus vibraciones son generalmente longitudinales y son propagadas mediante tejido y órganos del cuerpo con una frecuencia que no puede escucharse por las personas.

Para que un humano no pueda alcanzar a escuchar una onda sonora, esta debe estar por encima de los 20 kHz.

Se conoce la utilización del ultrasonido desde mediados del Siglo XVIII, cuando el naturalista y profesor de física y matemática Lazzaro Spallanzani, descubrió que ya se habían utilizado el eco ondas inaudibles en otros tiempos para la navegación.

Esto llevó a mucho más estudios e investigaciones, que derivaron en la consideración del ultrasonido como hoy lo conocemos.

Son diversas las aplicaciones que se le da en la actualidad al ultrasonido, que van desde el sector industrial, hasta uno de los sectores que más lo utiliza que es el de la medicina. En este artículo te contaremos en detalle qué es el ultrasonido, cómo se utiliza y por qué los seres humanos no podemos oírlo.

Características del ultrasonido

Entre las características que reúnen estos sonidos inaudibles para el ser humano podemos destacar los siguientes:

Frecuencia

  • La frecuencia de un ultrasonido estará sujeta a la emisión de la fuente de sonido, pero también por el medio que esta atravesará.
  • El ultrasonido es muy utilizado dentro de la medicina, con fines de diagnosticar y dentro de este sector se utilizan frecuencias muy por encima de las audibles por los humanos y que rondan entre los 2 y los 35 megahercios.

Velocidad de propagación

  • La velocidad de propagación del ultrasonido es delimitada por la compresibilidad y la densidad de la materia.
  • Esto quiere decir que variará la velocidad de propagación en base a cuán comprimidas estén las moléculas, ya que cuanto más separadas estén, más lenta será la propagación.

Interacción con la materia

  • Esta variará acorde a cuánta estimulación de moléculas transmisoras de energía entren en la interacción.

Longitud de onda

  • Dependiendo de la longitud de onda del ultrasonido, esta llegará hasta un tejido en el cual este rebotará y generará eco.

Impedancia acústica

  • Se trata de la interfaz de los materiales, dando evidencia a aquellos que atraviesan de uno a otro medio.

Ángulo de incidencia

  • El ultrasonido se reflejará dependiendo del ángulo de incidencia. Es por eso que debe detectarse este ángulo con total exactitud, para que este llegue al receptor de manera correcta.

Aplicaciones médicas del ultrasonido

  • Los primeros indicios de aplicaciones médicas del ultrasonido ocurrieron en 1939 y las imágenes que se consiguieron en el momento no fueron exactas, pero este fue el comienzo de una técnica que hoy es muy utilizada.
  • Entre los procedimientos que están vinculados con el uso de ultrasonido y es de los más populares, se encuentra la ecografía.
  • Cuando se realiza la aplicación de ultrasonido en un cuerpo, lo que se obtiene es generar una imagen que tendrá la finalidad de diagnosticar. Lo que hace un emisor de ultrasonido, que en este caso es conocido como transductor, es llevar las ondas de sonido y generar un eco, que después un ordenador traduce en imágenes en una pantalla.
  • Pero además del ultrasonido de diagnóstico, en medicina también existe el ultrasonido terapéutico, que también se encarga de utilizar este tipo de ondas sonoras, pero no para la producción de imágenes, sino para realizar movimientos en los tejidos del cuerpo con un determinado fin terapéutico.
  • Entre las funciones que puede cumplir un ultrasonido en distintas terapias se encuentran las de calentar los tejidos, moverlos o empujarlos, poder hacer llegar fármacos a sitios del cuerpo donde sería imposible de otra forma y disolver coágulos.
  • Las terapias de ultrasonido tienen mucha ventajas con respecto a otros tipos de procedimientos terapéuticos y una de ellas es lo poco invasivos que son los tratamientos, sin ningún tipo de cortes que pueda dejar heridas.
  • El ultrasonido funcional es otro tipo de aplicación médica y con este se pueden medir todo tipo de movimientos en el flujo sanguíneo, como puede ser el movimiento de los vasos dentro del corazón o en cualquier otra parte del cuerpo.

Esta es la forma más común de determinar si existe algún tipo de placa que puede impedir el correcto flujo de sangre por la carótida, entre otros usos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.