CodeBox.es

Actualidad, Tecnología, Marketing y más

comida precio alto
Finanzas

¿Cómo afecta la inflación a la cesta de la compra?

Uno de los términos que más se escucha en los últimos años es la inflación, el cual afecta directamente la economía de las personas por influir en la cesta de compra, aumentando el precio de los productos y alimentos que compras. Descubre cómo la inflación afecta la cesta de la compra básica, los factores que provocan la inflación y qué alimentos son los que más aumentaron su precio en los últimos años.

¿Qué es la inflación?

comprar supermercado

La inflación se define como un aumento sostenido y general de los precios durante un cierto periodo de tiempo. Esto en sí no es malo, siempre que se mantenga en torno al nivel objetivo del Banco Central Europeo del 2% anual.

Un alza moderada de los precios es sinónimo de una economía dinámica. Sin embargo, unos niveles de precios que se mantienen altos pueden ser muy perjudiciales, especialmente cuando el crecimiento está estancado y la inflación es alta, provocando la estanflación.

La inflación reduce el poder adquisitivo, lo que significa que hay menos dinero disponible para comprar bienes y servicios. Si esta situación persiste en el tiempo, puede provocar una disminución de la capacidad de consumo e inversión, lo que puede conducir a una recesión.

Repercusiones de la inflación en la cesta de la compra

La inflación no afecta por igual a todos los productos por diversas razones. De igual manera, cuanto más bajos sean los ingresos de un hogar, mayor será el impacto de un aumento de la cesta básica de alimentos.

La mayor parte de los ingresos se gasta en estos elementos esenciales y menos en otros, como viajes, actividades de ocio o productos de entretenimiento, por ejemplo.

El Índice de Precios de Consumo o IPC, es un indicador de la inflación publicado por el Instituto Nacional de Estadística. El IPC se calcula a partir de una selección representativa de productos de la cesta de la compra que componen una «cesta media«, por lo que suele utilizarse como referencia de la evolución de la inflación.

La OMS publica datos sobre el IPC interanual y el IPC subyacente, que excluye la energía y los alimentos no elaborados, ya que estos dos grupos son más volátiles en cuanto a precios.

La diferencia entre el IPC y el IPC subyacente aumentó de forma considerable en los últimos años, lo que indica unos precios relativamente altos de la energía y en los alimentos no elaborados.

Cambio en los hábitos de consumo

La subida de precios provocada por la inflación está afectando la economía y los hábitos de consumo.

La Organización de Consumidores y Usuarios reveló que un gran porcentaje de las personas cambiará sus hábitos alimentarios por la inflación, ya sea comprando las marcas más baratas, no comprando alimentos innecesarios o comprando menos pescado o carne, por ejemplo.

La organización prevé que, en los próximos años, los hogares españoles gastarán en alimentación unos 830 euros más que en los años anteriores. En particular, en los alimentos básicos que repercuten directamente en la economía nacional, como la harina, el aceite, los huevos y la pasta, los cuales registrarán las mayores subidas en sus precios.

¿Por qué todo es cada vez más caro en el mundo?

La inflación es un fenómeno que afecta a casi todo el mundo y esto es por varias razones importantes, siendo la mayoría retroalimentadas entre sí. Muchas de estas razones son externas, por lo que terminas sufriendo sus consecuencias, aunque no hagas nada.

Entre las principales razones que están provocando un rápido decrecimiento de la inflación en el mundo, se encuentran las siguientes.

Inyección de dinero

Los esfuerzos de los bancos centrales para evitar el colapso de la economía causado por la baja actividad comercial provocada por la pandemia, inyectando más dinero a la economía, causando la inflación y la recesión que se vive en la actualidad.

Crisis de desabastecimiento

Los efectos de una pandemia se pueden notar en distintos sectores. La pandemia tuvo gran impacto en la producción y la logística de todo el mundo. Esto porque muchos de los productos se fabrican en China, país de origen de la pandemia que implementó políticas restrictivas con respecto al COVID.

Crisis energética

La recuperación de los efectos iniciales del coronavirus provocó un aumento de la demanda de energía, ya que muchos países, sobre todo de la Unión Europea, están intentando cambiar su modelo energético hacia fuentes de energía renovables, lo que generó un aumento de los precios de la electricidad, el gas y el petróleo.

De igual manera, esto afectó a los precios de otros productos básicos debido a los altos costes de producción y transporte.

La guerra en Ucrania

La guerra en Ucrania aceleró el aumento de la inflación a nivel mundial, esto principalmente por la restricción del suministro de materias primas desde Rusia y por las dificultades en la distribución de alimentos básicos desde Ucrania, uno de los productores mundiales de alimentos por su elevada producción agrícola,

Además, la probabilidad de que las tensiones de guerra continúen, hacen pensar que la crisis provocará nuevas pérdidas de cosechas y aumentos significativos de los precios de la energía y los alimentos.

Sin duda alguna, la inflación tiene un efecto directo sobre la cesta de compra básica, provocando que diversos alimentos sean más costosos y que debas aumentar tu presupuesto en la compra de alimentos, así como reduciendo otros gastos adicionales que no son tan esenciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *