CodeBox.es

Actualidad, Tecnología, Marketing y más

Tecnología

Tecnología en clave femenina

Mujer-tecnologiaLa madre de Ada Lovelace no quiso que su hija siguiera la vocación literaria de su padre, Lord Byron, y la encaminó a estudiar ciencias y matemáticas. Esta decisión y los trabajos bajo la tutela del matemático Charles Babbage, con quién colaboró en la creación de una máquina analítica capaz de resolver ecuaciones diferenciales, la convirtieron en la primera programadora informática de la historia. El 1979 el departamento de Defensa de los Estados Unidos creó un lenguaje de programación que trae su nombre, y desde el 2009 el 14 de octubre el mundo celebra el Día de Ada Lovelace, para reconocer la aportación femenina en los ámbitos de las ciencias, las matemáticas y la tecnología.

Google, 30%

A pesar de este antecedente de éxito, todavía queda un largo camino para recorrer y conseguir la igualdad de género y la visualización de la mujer en los ámbitos técnicos. No sólo en las pequeñas empresas, también en los gigantes tecnológicos con plantillas muy numerosas. Justo hace un año, Google publicó por primera vez los datos sobre la diversidad de sus trabajadores: un 70% del personal de la compañía son hombres y sólo un 30% mujeres. Las profesionales con perfil tecnológico que trabajan en el famoso buscador representan el 17% de la plantilla, mientras que en el caso de Apple este porcentaje sube tímidamente hasta el 20%.

Estereotipos

El escaso papel de las mujeres en el campo de la ciencia y las tecnologías de la información (TIC) ha sido motivo de estudio a la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y se ha plasmado en el libro Género, ciencia y tecnologías de la información, de las investigadoras Cecilia Castaño y Juliet Webster. La obra considera que el desequilibrio entre sexos es debido de a los estereotipos que se mantienen desde la educación secundaria, cuando se relaciona chicos con tecnologías y chicas con ciencias sociales. “Hay veces que el pasado pesa y es complicado cambiar la mentalidad de la gente. Desde pequeños se hace una distinción muy clara de las capacidades que tendría que tener cada sexo, que responde en una educación anticuada con pensamientos de la Revolución Industrial, que todavía no está adaptada a nuestros tiempos, y hasta que esto no cambie será muy complicado que el resto lo haga”, explica Judit Villarte, CEO de EnderMetrics, donde trabaja en la creación de una nueva herramienta “para optimizar el aprendizaje de los más pequeños a través de las tecnologías móviles”.

La visualización de las mujeres siempre ha sido objeto de análisis en las diferentes áreas de conocimiento con un perfil altamente masculanizado, como por ejemplo el tecnológico. Según el estudio encabezado por Castaño y Webster, las mujeres intentan pasar desapercibidas, pero debido a su escasa presencia en estos departamentos todavía se hacen más visibles. “El hecho es que siendo pocas en este ámbito tenemos bastante visibilidad para las cosas buenas y para las malas, y es más fácil que se nos reconozca, puesto que siempre se pueden referir a nosotros como «la única mujer que trabaja al departamento»”. Por su parte, Ariadna Ríes, responsable de terminología del Centro de Competencias de Integración de la Oficina de Estándares e Interoperabilidad al TecnoCampus, cree que las mujeres tampoco hace falta que tengan una visibilidad especial: “Simplemente tenemos que romper los tópicos y no pensar en el género, sino en las personas y en sus capacidades”.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.