CodeBox.es

Actualidad, Tecnología, Marketing y más

Finanzas

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

En ocasiones requerimos una financiación, pero no sabemos cómo conseguirlo, por lo que nuestro proyecto se puede ver estancado, hasta que no consigamos el capital necesario para poder iniciarlo.

Una de las opciones que tenemos para conseguir la financiación que sea bastante alta, es a través de un préstamo con garantía hipotecaria, que en este caso sería un inmueble, la cual mediante un aval queda hipotecada a favor de la entidad financiera que nos ha otorgado el dinero en cuestión.

Pese a que esta opción no es nueva, muchas personas desconocen sobre los préstamos con garantía hipotecaria, por lo que prefieren solicitar otros créditos que posiblemente les serán negados, imposibilitando así que cumplan con los proyectos que han estado planificando.

Si tienes una vivienda y quieres conocer más sobre los préstamos con garantía hipotecaria, en este artículo te explicaremos en detalle qué son y todo lo referente a ellos, para que los consideres como tu mejor opción cuando necesites un financiamiento.

Conoce más sobre los préstamos con garantía hipotecaria

Como mencionamos anteriormente, los préstamos con garantía hipotecaria son financiaciones que realizan las entidades financieras a los propietarios de viviendas, las cuales quedan hipotecadas con ellos mediante un aval, mientras que les sea cancelada la totalidad del dinero que ellos han prestado por el inmueble.

Generalmente el préstamo otorgado por los bancos por inmueble va dese un 60% y hasta un 80% de su valor, lo que supone una cuantiosa cantidad de dinero a recibir, que puede ser empleada en el proyecto que tienes en mente, y para el cual necesitabas el capital de forma urgente.

No importa el tipo de proyecto que vayas a pagar con ese dinero, lo importante es que cumplas con las obligaciones de pago que acuerdes con el banco, para que así al final pueda tu vivienda ser completamente tuya, libre de cualquier tipo de aval que hayas hecho con el banco otorgante del préstamo.

Ventajas de los préstamos con garantía hipotecaria

Este tipo de préstamos tienen muchas ventajas para sus solicitantes, por lo que es importante que lo tengas en cuenta a la hora de que necesites dinero, porque realmente es una excelente opción antes de que solicites cualquier otro crédito a tu banco de confianza.

Algunas de las ventajas de estos préstamos son:

  • Te dan la oportunidad de acceder a totales altos de dinero, algo que ningún préstamo convencional permitiría
  • Los intereses para estos préstamos son inferiores a los que tienen otros financiamientos
  • Son mínimos los requisitos que te solicitan para tramitarlos
  • Puedes colocar como garantía del préstamo tu vivienda, un local comercial, un piso o una casa

Cómo conseguir un préstamo con garantía hipotecaria

Ahora que conoces qué son los préstamos con garantía hipotecaria, seguro te gustaría saber cómo puedes conseguir uno de estos, qué necesitas para solicitarlo, pero como te decíamos inicialmente, no es algo que deba preocuparte, ya que los requisitos para ello son mínimos.

Si quieres solicitar un préstamo de este tipo, solo debes tener en cuenta estos aspectos:

Importe mínimo a solicitar

Aunque este aspecto depende de cada una de las entidades financieras, generalmente el importe mínimo a solicitar es de 20 mil euros, así que será mejor que consideres bien la cantidad que requieres, para que después no vayas a necesitar más, ya que no habrá forma de revertirlo más que hacer el pago correspondiente.

Ten en cuenta que mientras más sea el importe que solicites, mayor serán las mensualidades que tendrás que pagar por el préstamo, así que asegúrate de la capacidad de endeudamiento que tienes, porque si no puedes cumplir con tus obligaciones, es tu inmueble el que puede terminar siendo propiedad del banco.

El inmueble que colocarás en garantía no puede tener cargas

Cuando vayas a solicitar un préstamo de este tipo, debes contar con un inmueble que esté libre de cargas, así como tampoco puede estar hipotecado, ya que de ser así no procederá tu solicitud ante la entidad financiera a la que te hayas dirigido.

Si anteriormente habías hipotecado el inmueble o todavía tienes cargas con el mismo, termina todas las obligaciones que tengas al respecto, para luego proceder a realizar la solicitud respectiva en la entidad financiera de tu preferencia.

Formaliza la solicitud en una entidad financiera que desees

Si el inmueble está a tu nombre y se encuentra libre de cargas, entonces puedes solicitar en una entidad financiera el préstamo con garantía hipotecaria, para lo cual tendrás que rellenar el formulario de solicitud que tengan dispuesto para ello.

Al formalizar la petición de préstamo, el banco se encargará de evaluar el inmueble, cotejando si el estado en que se encuentra merece la cantidad de dinero solicitada, y realizará un contrato con todos los términos y condiciones que regirán el préstamo a otorgarte.

Verifica cada uno de los términos del contrato y pregunta lo que no entiendas en el mismo, ya que como solicitante debes tener claro todo lo referente al préstamo que se te está otorgando.

Si estás de acuerdo con los términos establecidos en el contrato del préstamo con garantía hipotecaria, fírmalo y listo, espera que el dinero esté disponible para que lo utilices en lo que lo estás necesitando.

Después de leer este artículo ya puedes decir que sabes más sobre los préstamos con garantía hipotecaria, para que de necesitarlo, se te haga más fácil el proceso y puedas obtener dinero por tu inmueble de forma sencilla.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.