CodeBox.es

Actualidad, Tecnología, Marketing y más

principales causas para cierre de empresas
Finanzas

Principales causas para el cierre de empresas

Por lo general, emprender no se trata de una tarea sencilla y es que a lo largo del camino suele ser común que los emprendedores consigan diversos obstáculos y normalmente,  terminan cometiendo numerosos errores.

¿Por qué fracasan normalmente las empresas?

Así y de acuerdo a las estadísticas, alrededor del 80% de las empresas suelen fracasar antes de llegar a los 5 años, mientras que un 90% no logra alcanzar los 10 años.

tienda de calzado con cartel de cierre

A pesar de esto, al ser emprendedor es importante asegurarse de tener tanto la convicción como la capacidad que se necesita para poder continuar.

Pero además y con el fin de ayudar a alcanzar el éxito a los nuevos emprendedores, a continuación estaremos hablando sobre las principales razones por las cuales las empresas suelen cerrar.

La tasa de cierre que experimentan las nuevas empresas, destaca por ser bastante elevada, y es que de acuerdo con ciertas investigaciones, superar los 5 años de existencia suele ser algo que únicamente logra hacer 1 de cada 4 pymes de reciente creación.

Y si bien al preguntarle a los emprendedores las razones por las que su negocio ha fracasado, se obtienen diversas respuestas, lo cierto es que hay dos motivos que logran destacar, no dar con el modelo de negocio implementado y la mala suerte.

Pero pese a que ambas son ciertas, esto no significa que fueran las causas principales por las cuales cierran las empresas.

Además, con esfuerzo es posible corregir la mala suerte y al contar con recursos disponibles, siempre existe la oportunidad de cambiar un negocio.

De manera que para identificar qué motivos causan el fracaso, resulta esencial prestar atención a otra serie de asuntos, los cuales mencionamos a continuación:

Falta de planificación

  • Al comenzar cualquier tipo de empresa, es importante que los emprendedores se fijen metas y objetivos, ya que cuando un negocio no se encuentra correctamente planificado, lo más probable es que vaya en dirección al cierre.

Falta de apoyo

  • De acuerdo con ciertas investigaciones, alrededor del 80% de los empresarios que se arriesgan a crear alguna empresa, suelen hacerlo con sus ahorros personales.
  • El inconveniente es que al arriesgar mucho, al llegar a presentarse problemas en el negocio, no saben cómo conseguir solucionarlos y de allí se presenta el cierre.
  • De modo que para impedir que esto suceda, lo más recomendable es intentar pedir préstamos y/o recurrir a entidades financieras.
  • Así será posible mantener una parte del dinero personal guardado y poder usarlo en caso de que se presenten situaciones económicas imprevistas.

Animarse a emprender por motivos equivocados

  • No son pocas las personas que toman la decisión de iniciar alguna empresa debido a que desean incrementar sus ganancias o sencillamente porque tienen tiempo libre.
  • No obstante, estos motivos no bastan y es que más que estas razones, se requiere pasión y sobre todo, tener la disposición para enfrentar los retos que se presenten.

No tener la capacidad que se requiere para dirigir al personal

  • Numerosos negocios suelen fracasar debido a este motivo.
  • Y es que al no disponer de las habilidades y/o la experiencia necesaria para poder guiar de forma adecuada a un equipo de trabajo, las probabilidades de éxito no son muchas.
  • De manera que lo más recomendable suele ser buscar a una persona que pueda hacerlo.

Insuficiencia de capital

  • En la mayor parte de las ocasiones, las empresas suelen requerir entre 1-2 años para lograr pagar todo, razón por la cual es esencial que los emprendedores sean capaces de organizarse bien para esto y conocer de dónde obtendrán dicha inversión.

Tener una mala ubicación

  • Incluso la mejor empresa puede dirigirse hacia el fracaso si se encuentra mal ubicada, razón por la cual resulta esencial analizar el sector donde estará situada, asegurar el flujo de tráfico y de ser necesario, acceder hasta él.

Gastos excesivos

  • Suelen ser numerosos los negocios que terminan incurriendo en gastos excesivos e innecesarios, los cuales al final terminan llevándolos hacia el cierre.

Terrible atención al cliente

  • Al tener una empresa, es fundamental asegurarse que la atención al cliente sea amable, profesional y respetuosa, ya que el público es el motivo de ser del negocio.
  • Basta con proporcionarles un buen trato para lograr que los clientes se sientan satisfechos al adquirir los servicios/productos ofrecidos por la empresa y así conseguir su fidelidad.

Desear crecer inmediatamente

  • Múltiples negocios van directo al fracaso debido a que desean crecer de forma inmediata y contrario a lo que buscan, solo consiguen hacer que la empresa vaya directo al fracaso.

Morir de éxito

  • La realidad ha demostrado que numerosas empresas no se encuentran realmente listas para asumir su éxito.
  • Tal vez quieren alcanzarlo, sin embargo, muchos emprendedores no suelen considerar que su referencia podría llegar a convertirse en un éxito, por lo que al suceder no cuentan con los medios precisos para asumir la demanda.
  • Asimismo, tampoco poseen la experiencia que se necesita al momento de negociar el ingreso de inversores que pudieran proporcionarle el capital necesario para ajustar la empresa, según las exigencias que tiene el mercado.

Socios mal avenidos

  • Permanecer unido a un socio durante un largo tiempo, no suele ser sencillo y es que varias de las mayores diferencias que surgirán serán consecuencia de posibles desacuerdos en relación a las estrategias de desarrollo, el modo de comercialización, la expansión, el esfuerzo personal llevado a cabo, el control de la caja, etc.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.