• Internet ya es el gran escaparate del comercio

    Dos factores han impactado de forma clara el sector del comercio los últimos años: la crisis económica y la irrupción de nuevas tecnologías. “Hemos sobrevivido mejor o peor esta etapa, pero estos cambios no son provisionales, han venido para quedarse”, advierte Joan Carles Calbet, presidente de Comertia. La Asociación Catalana de la Empresa Familiar del Retail ha presentado este lunes un estudio encargado a la consultora Hamilton Global donde constata que Internet ya es una realidad en cualquier proceso de compra. No va, un 91% de los catalanes ya lo utilizan para buscar información antes de comprar, aunque finalmente lo hagan en la tienda física.

    El estudio ha analizado el proceso de compra y la convivencia entre el mundo offline y online. Jordi Crespo, responsable del informe de Hamilton Global, destaca que “hay una convivencia sana entre el offline y el online, y un canal no desvirtúa el otro”. En esta visión coincide Calbet, que alienta los comerciantes a “ser presentes en todos los canales”. En este sentido, *Calbet ha querido dejar claro que “hay el falso mito que la venta por Internet tiene que tener un precio más barato, pero una buena tienda online no se hace gratuitamente”; alertando de los excesivos descuentos que se pueden llegar a ofrecer en la red poniendo en peligro la sostenibilidad del negocio.

    Antes de comprar nos informamos

    Según los resultados del estudio, un 52% de los compradores investigan información de forma habitual antes de la compra. Una práctica más intensa cuando el objetivo de compra son viajes (78,5%), electrodomésticos (71,5%), ropa exclusiva (68,3%) y reformas del hogar (65%).

    A la hora de buscar esta información, las fuentes están muy repartidas, pero “los usuarios y expertos de Internet se convierten en el primer referente, y esto es un cambio de paradigma”, asegura Crespo. Una tendencia especialmente importante en el caso de los viajes o reformas del hogar.

    Donde busca información el consumidor antes de decidirse a comprar?

    Que Internet es la fuente preferida de información por los compradores lo constata que el segundo lugar donde más se busca está en la web de los fabricantes. Este hecho obliga a “tenerla muy hecha y aseada, con buena usabilitat”, destaca el responsable de Hamilton Global.

    El precio, factor clave

    Otro de los elementos por los cuales Internet resulta útil a los compradores es la posibilidad de comparar precios. De hecho, un 64% de los catalanes lo utiliza con este propósito. “La crisis ha hecho que el precio sea una variable absolutamente transversal. Hace 15 años había un segmento muy sensible a precio, ahora todo el mundo lo es”, destaca Crespo.

    En cualquier caso, los sectores donde más implantada se encuentra la compra online son los viajes (86,6%), la ropa exclusiva (68,8%) y los productos exclusivos (63,7%). Por el contrario, sólo un 5% de catalanes ha comprado al supermercado por Internet el último año.

    Cataluña, por encima de la media española en @e-commerce

    Sumando todos los sectores, un 51% de los catalanes han comprado online el último año. Una cifra todavía por debajo de la media europea, que es de un 55% según los datos de Eurostat. Ahora bien, Cataluña está por encima de la media española (42%) y de países como Portugal, Grecia o Italia. Aún así, todavía somos lejos del 82% del Reino Unido, Dinamarca o Noruega.

    Jordi Crespo lo atribuye a dos factores: el clima y el tejido comercial catalán. Y es que además del buen tiempo que invita más a mirar tiendas, “en Cataluña el comercio es un sector muy importante, con una idiosincrasia propia que difícilmente se perderá”, augura. De hecho, un 32% de los catalanes busca información online pero acaba comprando en la tienda física. Se trata del efecto *ROPO (*Research Online *Purchase Offline). Una tendencia que en Europa se eleva a una media del 60%.

    El efecto contrario es el showrooming, aquellos compradores que buscan la información en la tienda física pero acaban comprando en la red. En este caso, su tasa se sitúa al 18%. Una actitud que, según Crespo, se explica por factores de “precio y usabilidad”.

    El responsable de Hamilton Global destaca que “el comprador online es mucho más impulsivo, el 43% compra después de ver información en Internet”. Por este motivo, señala, “es importante tener presencia en Internet como marca”. En la red los consumidores valoran webs cercanas y fáciles de navegar; mientras que en la tienda de calle sigue priorizando la proximidad física y la de atención.

    Donde compramos online?

    La mayoría de las compras a la red (28,6%) tienen lugar en páginas de venta sin tienda física, como Amazon o eBay. El segundo lugar (24,2%) lo ocupan los webs de descuento, como Privalia o Abanico Privée; que superan las páginas de distribuidores que también tienen tienda física (24%) y las mismas páginas oficiales de la marca del producto (23,2%).

    Estos datos ponen de manifiesto la necesidad que tienen las marcas de ser presentes a todo tipos de portales si quieren hacerse un lugar en el imaginario colectivo de los compradores online. Unos compradores el perfil de los cuales es “jóvenes, innovadores y activos”, según Jordi Crespo. Entre ellos, los millennials (nacidos entre 1980 y 1990) son los más activos. Por el contrario, la generación de baby boomers (nacidos entre 1950 y 1964) son los que experimentan menos tendencia a comprar en la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *